miércoles, 19 de junio de 2013

José María Álvarez, sobre traducción

El siguiente fragmento de entrevista fue publicado por Alfredo Rodríguez, en su blog El botín del mundo. Data de 2006, cuando el poeta español José María Álvarez asistió a un I Congreso de Poesía navarra, en la ciudad de Pamplona. Conocido fundamentalmente por su Museo de cera, un libro de poemas que ha crecido a lo largo de más de treinta años, Álvarez es también traductor de poesía. De él son los varios volúmenes publicados por la editorial Hiperión, que reúnen la poesía de Cavafis.

"La traducción literal es falsa" 

—José María Álvarez, traductor. ¿Qué criterio de selección de autores y de obras has seguido como traductor?
—Yo me he limitado a traducir aquello que amaba mucho. E incluso, en una primera lectura, lo traducía para mí. Y como ejercicio, porque se aprende mucho. Un poeta aprende mucho de lo que son las tripas del poema, aprende mucho traduciendo a otro poeta. A un poeta que ame, claro.

¿Y no es difícil que un poeta traduzca sin crear?
—Bueno, es que yo creo que debe crear.

—Con riesgo de alteración de la obra original…

—Sí, sí, es que creo que debe alterarla, hombre, dentro de unos límites. Es que es imposible una traducción literal, porque la traducción que llaman literal, —ésta que hoy día les gusta tanto a los profesores y a los académicos—, es falsa, porque parte de un hecho que es falso y es creer en el diccionario. O sea, pensar que la misma palabra significa lo mismo en el otro idioma, cuando no es así. Ni siquiera la palabra más simple: “luna”. Pues cuando un inglés dice “moon”, o un alemán dice “mond”, o un francés “lune”, está diciendo algo distinto. Empezando, en algún caso, porque es hasta un género distinto, es masculino, no es femenino. Para uno la luna sería femenino, para otro masculino. Lo que quiero decir es que cada bloque tiene un sentido distinto, y esto hay que tenerlo, o se debe tener, muy en cuenta cuando se traduce. Porque, de hecho, lo que uno está haciendo al traducir es tratar de verter la emoción de ese original a otra lengua, para que emocione a otras personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada